Archivo de la etiqueta: secuestro emocional

Pegar a tu hijo porque te pega…

pegar-hijos
Se vé que le están haciendo daño al caballero… Fuente: www.sekolah.me

Vaya por delante que a día de hoy, nunca he pegado a mi hijo ni tengo intención de hacerlo. Y no porque no haya tenido ganas de dar rienda suelta a mis “aprendizajes” y soltar la mano alegremente ante un acto que me ha sacado de mis casillas… Enfadar, todos nos enfadamos alguna vez. Pero cuando un hijo nos golpea, ¿realmente está justificado soltarle un sopapo bajo la explicación -cuando no excusa-, de que nos ha pegado y nos ha hecho daño? Veamos…  Sigue leyendo Pegar a tu hijo porque te pega…

EL ENFADO: Capítulo 1

hulk-enfado
El siguiente paso del enfado… ¿Convertirnos en Hulk?

Nos enfadamos. Nos enfadamos todo el día, por muchos motivos: Nos enfadamos por el semáforo que se pone rojo cuando vamos a pasar, nos enfadamos con nuestro hijo cuando se pone insoportable, nos cabreamos con nuestro jefe porque nos carga de trabajo, nos enfadamos con nuestra pareja por… cualquier motivo aparente. (…) Nos enfadamos y sabemos lo que ocurre cuando lo hacemos: Levantamos la voz, nuestro pulso se acelera, nuestra mirada irradia odio, el cuerpo se tensa… Sabemos los detonantes y sabemos cómo, pero ¿Sabemos por qué nos enfadamos?… Sigue leyendo EL ENFADO: Capítulo 1

TODOS VAMOS A MORIR

“La única certeza de la vida, es la muerte.”

L-death-note
¿Cuánto tiempo nos queda?

Puede que resulte curioso abrir mi BLOG de “Mejora Personal” con una entrada de título tan escabroso. Sin embargo, creo conveniente tener muy presente esta premisa para llegar al objetivo final que persigo: SER FELIZ.

El interiorizar y asumir que; cualquier día -en cualquier momento- puedo perder este bien tan preciado que es la vida, cambia totalmente la percepción de las cosas:

  • ¿Merece la pena ese enfado por ese atasco en la carretera?
  • ¿Qué sentido tiene perder los nervios porque tu hijo no se come el plato de puré al ritmo que TU quieres?
  • ¿Acaso exteriorizar tu frustración mejora en algo el problema?

En demasiadas ocasiones me he encontrado en alguna de estas situaciones -por no mencionar otras-. Y una vez “dentro”, una de las formas de “salir” que tengo de ese SECUESTRO EMOCIONAL, es recordar que puedo caer fulminado en cualquier momento.
Entonces pienso:

¿Es realmente así como quiero estar en este mundo, o quiero disfrutar del momento, sea como sea?

Yo me declino por la segunda opción y a mi manera, “recolocado”, trato de ser positivo en cualquiera de las situaciones arriba mencionadas.

  1. Pongo la música que me gusta en la radio del coche y sonrío.
  2. Le retiro el plato a mi hijo cuando ya ha pasado el tiempo de comer y trato de que aprenda la lección.
  3. Intento dominar la frustración cuando las cosas no salen como quiero y las afronto de otra manera.

Pensar que todos vamos a morir

Es un recurso que utilizo, como digo, para resituarme en el mapa y como dijo Steve Jobs, vivir la vida -todos los días-, como si fuera el último. Eso no significa que me de la locura y dejar que se me vaya la olla realizando estravagancias. Simplemente me sirve para analizar cómo ha transcurrido mi día, y plantearme si ha merecido la pena o necesito ser “mejor persona”, para conmigo mismo, y para con los demás. Y a partir de ahí, tomar medidas…

Las iremos viendo poco a poco en este BLOG que, espero sigáis si os causa alguna inquietud y tenéis ganas de cambiar algo.

JFI

Imagen: Personaje L del manga “Death Note” by AIWALABANBA