Pegar a tu hijo porque te pega…

Vaya por delante que a día de hoy, nunca he pegado a mi hijo ni tengo intención de hacerlo. Y no porque no haya tenido ganas de dar rienda suelta a mis «aprendizajes» y soltar la mano alegremente ante un acto que me ha sacado de mis casillas… Enfadar, todos nos enfadamos alguna vez. Pero […]