¿QUE NECESIDAD HAY DE MENTIR?

mentir-hijos

CONTRA-ARTÍCULO: MENTIR A LOS HIJOS

Hace unos días leí un artículo que compartimos en nuestra página de FACEBOOK: superpadres. En él, se mostraban unas cuantas “mentiras piadosas” que se sueltan a los hijos alegremente y justificaba -en cierta manera-, hacerlo. Pasaré a comentarlo en unos instantes. Antes, tengo que explicar qué es lo que opino yo al respecto, claro.

QUIERO QUE MI HIJO CONFÍE EN MÍ

Creo mucho en generar confianza en mis hijos. Cuesta mucho conseguir que los hijos se fíen de uno, y apenas una metedura de pata o dos mentiras seguidas para que los enanos desconfíen de lo que les decimos y pedimos. Para ellos, y hablo desde que son pequeñitos, el mundo es algo nuevo y ante lo desconocido, se tienen que fiar de sus instintos, y ante la falta de éstos, de lo que le digan sus padres. Otro día abordaremos cómo hacer que los hijos se fíen de uno… Baste este pequeño apunte de cómo pienso, para abordar partes del artículo que no me gustaron.

POR QUÉ PIENSO QUE MENTIR ASÍ ESTÁ MAL

ver artículo: Mentiras piadosas que les contamos a nuestros hijos.
(bebesymas.com)

Hay veces que es mejor decirles la verdad pero en otras muchas ocasiones el uso de este tipo de recursos nos va a ahorrar explicaciones difíciles de entender por los más pequeños o hacerles pasar por una realidad para la que aún no están preparados o quizás nosotros no lo estemos aún.

Los niños entienden mucho más de lo que creemos y mentir, me parece un recurso peligroso por las consecuencias que puede acarrear más adelante. Evidentemente, a un pequeñajo no le vas a explicar el acto sexual reproductivo con pelos y señales; pero decirle que los niños vienen de París o los trae la cigüeña me parece absurdo y un cuento que no aporta nada bueno.

EJEMPLO Y CONTRA-EJEMPLOS

  • Una vez le dije a mi hijo, “cuando mientes te sale un punto rojo en el medio de la frente”. Ahora ya solo tengo que ver si se tapa la frente o no para saber si nos está mintiendo.

Y cuando el niño sea consciente de que eso del punto no ocurre, sabrá que le has engañado y se enfadará contigo, o siendo más listo aprenderá a manipularte. Seguramente ocurra lo segundo.

  • A un amigo le dijeron que el televisor de su casa sólo funcionaba cuando llovía y así se pasó años viendo la tele, solo cuando había mal tiempo. (Ese tengo que probarlo)

Una manera estúpida de perder la confianza cuando observe que vosotros lo veis cualquier día. Además, que el uso del TV debería estar regulado por normas consensuadas entre los miembros de la familia y no basarse en un burdo engaño.

  • Lo siento cielo pero no venden baterías para ese juguete. (Madre mía, nada de mentira piadosa, esa frase debería ser obligada para mantener la cordura de un padre)

Y la cara de tonto que se le quedará a tu hijo si ve a otro niño jugando con ese juguete de su deseo. (…) Si no le vas a comprar el juguete, explícale el motivo y trabaja su frustración. Cuesta más, claro, pero es mucho más útil. Y no le digas, LO SIENTO, porque ahí sí que le estás engañando, pero bien además…

  • Los bichitos que eliminan el azúcar de colores de la boca sólo funcionan una vez por semana, si comemos chuches más de un día por semana nos saldrán caries. (Reconozco que la uso, el problema viene cuando te tienes que saltar la norma. En fin, la vida.)

No veo sentido a esto que dicen. Simplemente habría que explicarle por que no le damos chuches entre semana (si es lo que hemos decidido) y que hay que lavarse muy bien los dientes cuando las comemos para evitar las caries. Sin tanto rollo. Eso de los bichitos me parece una tontería que puede provocar más confusión que tranquilidad en un niño.

  • Mi padre siempre nos dijo que los animales que había en la carretera estaban dormidos aprovechando que la carrera estaba caliente.

BRUTAL. Y cuando a tu hijo, un día cualquiera, se le ocurra ir a tumbarse en la carretera a echar la siesta por lo que le has contado… ¿Te enfadarás con él o te darás cuenta de la estupidez que has cometido por contarle semejante mentira?n(…)  Yo creo que es mejor decirle que los animales están así porque no han mirado la carretera al cruzar y aprovechar a darles una lección que les sea útil.

  • Mi madre me decía que el peluche con el que dormía se alimentaba de malos sueños y de las cosas malas que salían en ellos.

SEGURAMENTE un niño se quede muy tranquilo pensando que su peluche se come aquello que pasa por su imaginación (Ironía) Hay otras técnicas para hacer que tu hijo duerma tranquilo y contento, en lugar de contar patrañas como esa o el hombre del saco…

  • Mi madre nos dijo que cuando hay un terremoto es porque nuestro planeta está luchando con otro.

¿Qué sentido tiene contarle esto a un niño? O sea, si no sabes por qué se produce un terremoto, creo que es mucho mejor decírselo y aprender juntos en lugar de soltarle esta “monstruosidad” de la que se van a reír los demás cuando él lo cuente por ahí. (…) Reconocer que uno, como padre, no sabe TODO en la vida y que no es INFALIBLE es un paso muy importante en la educación de los hijos. Tu hijo aprenderá que su padre es sincero con él y confiará mucho más en el criterio de éste en el futuro, que si le vamos contando la primera chorrada que se nos ocurre y comprueba que:

  1. Le hemos tratado como un idiota.
  2. Que no teníamos ni idea de eso que nos preguntaba, y que nos daba igual no saberlo.
CONCLUSION

En el artículo hay más “mentiras piadosas” que me abstengo de contar aquí porque poco más aportan a mi artículo. Por un principio de coherencia, y siempre esperando que mis hijos no me mientan en el futuro, trato de no hacerlo yo. (…) En futuros, hablaremos de cómo generar confianza con los hijos y cómo afrontar, de otra manera, esos miedos, preguntas o incapacidades a los que nos vemos sometidos los padres cuando nuestros hijos nos ponen en un brete.

Si tenéis alguna cuestión de la que queráis que hablemos, dejarnos un comentario y lo trataremos adecuadamente.

Un saludo a tod@s
JFI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *